jueves, 23 de noviembre de 2017

OTOÑO. IR Y QUEDARSE.








Ir y quedarse, y con quedar partirse, 


partir sin alma, y ir con alma ajena, 

oír la dulce voz de una sirena 

y no poder del árbol desasirse;


arder como la vela y consumirse, 


haciendo torres sobre tierna arena; 

caer de un cielo, y ser demonio en pena, 

y de serlo jamás arrepentirse;


hablar entre las mudas soledades, 


pedir prestada sobre fe paciencia, 

y lo que es temporal llamar eterno;


creer sospechas y negar verdades, 


es lo que llaman en el mundo ausencia, 

fuego en el alma, y en la vida infierno.


                                                                                                    LOPE DE VEGA










Por todas esas noches que te espero. Por todas esas noches que me esperas.

 Por todas esas, y por muchas más.




.

Archivo del blog